domingo, 12 de febrero de 2012

Crítica de "Moneyball, Rompiendo las reglas" de Bennett Miller.


MONEYBALL: ROMPIENDO LAS REGLAS.
¿Puede una película que trata sobre el beisbol ser entretenida? Sin duda alguna.

El beisbol es un deporte que en España no goza de una gran popularidad, hasta ahí de acuerdo. Antes de entrar en la sala de cine para ver "Moneyball" me preguntaba si me estaba equivocando al entrar en una película que se basa exclusivamente en el mundo del beisbol. Temía encontrarme con una película que al final fuese muy aburrida y que duraba cerca de 2 horas y 20...
Pero al final me dije: venga, si el año pasado  vi "The Fighter"y me gustó bastante (e iba sobre el boxeo, deporte que no me gusta lo más mínimo), vamos a darle a esta también la oportunidad. Pasada la primera media hora, mis dudas se disipaban.
"Moneyball" no solo es una película tremendamente entretenida, sino que además hace que un deporte tan desconocido en nuestro país sea realmente apasionante (esta palabra lo mismo es muy exagerada pero es que no se me ocurría otra).
Gracias a un guión sencillo y ahora explico lo de sencillo, los espectadores entran en la historia desde el principio con mucha facilidad. Cuando digo sencillo, quiero decir que explican las situaciones de jugadores, entrenadores, managers... de una manera clara, sin recurrir a situaciones que entenderían solo los fans americanos. Tan claro como que sería para nosotros una película sobre algún club de primera división en nuestra liga de fútbol, para entendernos. Una historia sin ataduras de argumento.

Brad Pitt en el papel de manager de un equipo de beisbol con demasiada mala suerte en la liga, está realmente bien, y demuestra que este actor no solo es una cara bonita. Es un actor como una casa y de la misma calidad que otros actores tipo Matt Damon o George Clooney por poner 2 ejemplos rápidos.
Jonah Hill me ha sorprendido para bien. A ver, tenía mis prejuicios porque la unica película que yo recuerdo que salía este actor era en "Supersalidos"...Pero al verlo, con el personaje con el que más me divertí fue con él.

Todo en esta película está perfectamente estructurado, los diálogos, el orden de las situaciones...todo. Incluso la vida personal del personaje de Brad Pitt (siendo más claro, la relación con su hija de 12 años, no es ningún momento cursi, todo lo contrario es entrañable el cariño que se tienen los 2 y el gran apoyo de la hija cuando el padre tiene sus dudas). Cabe destacar 2 detalles bastante admirables a la hora de contar la historia de "Moneyball" (lo mismo son cosillas bastante tontas pero que a mi me han llamado la atención). El primero de ellos es el uso de flashbacks para explicar el esfuerzo,el sacrificio y la presión a la que se somete cualquier jugador de beisbol; arriesgarse a jugar en la liga de los grandes o abandonar tal posible exitoso camino, olvidarse y seguir con una beca en una universidad norteamericana...si decide coger el camino exitoso, puede resultar que fracases y te encuentres sin beca y sin una carrera profesional. En cambio si se decanta por la beca siempre existirá la incertidumbre de saber que hubiese ocurrido en caso de que hubiese querido jugar con los grandes.
Un segundo detalle fue el uso de esta canción en el inicio y en el final de la película, http://www.youtube.com/watch?v=BTHeZyOL0aw
atentos a su mensaje, aplicable a la moraleja final y que no voy a spoilear.

La película no solo es "grande" por su conjunto, sino que encima el mensaje que transmite de superación, de animo, de que todo es posible, es muy agradecible en los tiempos que corren, y sales en el cine con la sensación de haber visto una buena película y que esos 7 € que te has gastado en la entrada te han valido la pena.
Bueno, voy a terminar que me estoy enrollando demasiado con la película.

"Moneyball: Rompiendo las reglas" no solo puede ser una de las películas del año. Es un canto con el que sentimos que todos nuestros sueños pueden hacerse posibles, y salir con esa sensación gracias a una película, no tiene precio.


NOTA: 8,25

No hay comentarios:

Publicar un comentario